Los ascensores son una de las formas de transporte más seguras que existen, siempre y cuando se hayan instalado correctamente y se sometan a un mantenimiento periódico y exhaustivo. No obstante, todos los años se producen lesiones o muertes infantiles en ascensores. Los niños pequeños, en particular los menores de cinco años, normalmente no tienen suficiente fuerza, coordinación, equilibrio o reflejos para evitar lesiones. A menudo, los niños intentan imitar a los adultos y, por lo tanto, es importante que los padres o tutores hagan gala de un comportamiento adecuado. Aunque muchos ascensores incluyen sistemas de seguridad diseñados para reducir el riesgo de accidentes, no siempre es el caso, en particular en instalaciones más antiguas, ya que depende de los reglamentos locales. Las lesiones más comunes se producen cuando partes del cuerpo, como dedos, manos o brazos, quedan atrapadas al cerrarse las puertas del ascensor.

A continuación ofrecemos algunos consejos sencillos que los padres y tutores deberían seguir para garantizar la seguridad de los niños al utilizar un ascensor.

Antes de usar el ascensor…

  • Explicar a los niños los posibles peligros y decirles que no deben jugar con las puertas, tocarlas ni apoyarse en ellas.
  • Recordar a los niños que en situaciones de emergencia deben usar las escaleras, por ejemplo, si se produce un incendio, un terremoto o un apagón.
  • Dar ejemplo al exhibir un comportamiento adecuado y no usar las manos ni los pies para impedir que se cierre la puerta ni correr para entrar cuando se está cerrando.

Durante el uso del ascensor…

  • Vigilar a los niños durante el trayecto.
  • Mantenerse alejado de las puertas.

Si ocurre un accidente…

  • Pulsar el botón de alarma/llamada o usar el intercomunicador.
  • Sujetarse al pasamanos y pedir ayuda por teléfono si es posible.
  • Mantener la calma y permanecer en el ascensor hasta que llegue personal de asistencia cualificado.

La mayoría de estos consejos son de sentido común; no obstante, lo que para los adultos puede resultar sencillo a los niños les puede parecer intimidatorio o confuso. Es importante tener en cuenta estos consejos al usar un ascensor.

La seguridad de los ocupantes es nuestra prioridad cuando diseñamos productos. Las cortinas de luz Panachrome+ de Avire con indicadores luminosos rojos y verdes pueden mejorar la seguridad de los ocupantes de los ascensores, en particular la de los niños, pues ofrecen señales claras de que las puertas se están abriendo o cerrando.

Puede ponerse en contacto con nosotros para solicitar más información sobre Panachrome+ y otros productos de seguridad en ascensores.

Compartir artículo

Productos relacionados

Pongase en contacto con nosotros en relación a un proyecto

Contacto