El auge de las pantallas táctiles

Hace tan solo unas décadas, la tecnología de pantallas táctiles solo existía en la ciencia ficción. Hoy en día, las pantallas táctiles forman parte de la vida cotidiana en hogares, automóviles, aviones, tiendas y restaurantes.

En 1965, E. A. Johnson descubrió las ventajas de la tecnología de pantalla táctil e inventó el primer dispositivo de pantalla controlada con el dedo. Series de ciencia ficción famosas como Star Trek: La nueva generación no incluyeron el uso de pantallas táctiles hasta 1987, casi dos décadas después de que se demostrase que esa tecnología era posible. Antes, en 1983, Hewlett Packard había lanzado el primer ordenador comercial con pantalla táctil: el HP-150. Pero esta tecnología no despegó realmente hasta el año 2007, cuando salió al mercado el primer iPhone.

¿Cuál es el panorama actual de las pantallas táctiles en los ascensores?

Las pantallas táctiles ya se emplean en numerosas aplicaciones en el ascensor como, por ejemplo, botoneras de cabinas de ascensor, sistemas de selección de destino y letreros digitales. Su uso en estas aplicaciones (en Europa) está sujeto a la norma EN81-70 (Accesibilidad a los ascensores de personas, incluyendo personas con discapacidad), que regula el tamaño, la posición y el funcionamiento de las pantallas táctiles cuando se utilizan para controlar el ascensor. A continuación, se muestran un par de ejemplos y algunos de los principales aspectos que se deben tener en cuenta al instalar estos sistemas:

Control o selección de destino

Los sistemas de control de destino (DCS, por sus siglas en inglés) son cada vez más populares en edificios con un tráfico elevado de usuarios y pueden ofrecer una gran eficiencia para el flujo de personas dentro de los mismos. Una característica común de los sistemas de control de destino es el uso de pantallas táctiles para introducir información sobre la planta de destino, con opciones de mayor personalización de dicha información, que además otorgan al edificio una imagen de categoría superior. Las pantallas táctiles de un DCS deben cumplir ciertos requisitos fundamentales relacionados con el uso de un botón de accesibilidad, la altura de los caracteres, el área de botones y su posición.

Dentro de la cabina

Cuando se utiliza una pantalla táctil en el interior de la cabina para la selección de la planta, es necesario que haya un indicador de posición del ascensor independiente para satisfacer los requisitos de altura establecidos en la norma EN81-70. También es necesario un teclado mecánico adecuado para personas con discapacidad visual que pueda utilizarse en lugar de la pantalla táctil. La tabla que figura a continuación indica los requisitos de altura para cada uno de los elementos de los componentes de la cabina.

Conclusión

Las pantallas táctiles han llegado para quedarse y es solo cuestión de tiempo que sean habituales en los ascensores. Cada vez se opta más por incorporar letreros digitales y es probable que esto marque la tendencia en el futuro en lo que respecta a los ascensores; tanto por las oportunidades de generación de ingresos como por la facilidad de las actualizaciones. Sin duda, si lo que quiere es crear un entorno que destaque, una pantalla táctil es un buen punto de partida.

Compartir artículo

Productos relacionados

Pongase en contacto con nosotros en relación a un proyecto

Contacto