Dado que el sector de la elevación avanza cada vez hacia la conectividad y el Internet de las cosas (IoT), es importante conocer las redes de telecomunicaciones que se utilizan. La red móvil inalámbrica ha estado presente desde los años 80, cuanto apareció por primera vez como red analógica 1G. Desde entonces, la red móvil ha crecido y se ha desarrollado hasta incluir las tecnologías actuales basadas en datos como 4G LTE y VoLTE. En este artículo se abordan las diferencias entre las redes de telecomunicaciones móviles actuales disponibles en la actualidad.

Redes de telecomunicaciones móviles

1G

1G significa «primera generación» y fue la primera iteración de la tecnología móvil inalámbrica. Implantada en los años 80, la red 1G introdujo estándares de telecomunicaciones analógicos y supuso la primera forma de comunicaciones móviles. Aunque la red 1G empleaba señalización digital para conectar las torres de radio al resto del sistema, la llamada de voz era puramente analógica hasta la introducción del sistema 2G, que dejaría obsoleto al 1G.

2G

En 1991 se lanzó la red 2G para sustituir al sistema 1G e introducir la codificación digital de las llamadas de voz. También ofrecía los primeros servicios de datos y SMS. No obstante, las velocidades de datos todavía eran extremadamente lentas y el acceso a Internet aún no era posible.

En Europa, muchas tecnologías basadas en GSM aún utilizan la red 2G, pero no es así en todas partes. Muchos países como Australia y Nueva Zelanda ya han retirado sus redes 2G y muchos otros lo harán en el futuro. Existe un importante debate sobre si Europa seguirá la tendencia de retirar la red 2G cuando hay tantos dispositivos que todavía la emplean. Puede obtener más información sobre los cambios en la red 2G aquí.

2.5G

Cuando el sistema 2G introdujo los primeros servicios de datos, los usuarios rápidamente se dieron cuenta de que querían voz y datos. La transición a una red con plena capacidad de datos todavía tardaría en llegar, de forma que se creó la red 2.5G como tecnología intermedia. También se conocía como GPRS (servicio general de paquetes vía radio) y permitía la conmutación de paquetes, que era más adecuada para el acceso a Internet.

3G

La red 3G se desarrolló para satisfacer por fin la demanda de un servicio de datos de plena capacidad. Mejora la velocidad de datos tanto para los accesos móviles como para los de voz, con un audio y una transmisión de voz mejorados. También se introdujeron otras características, como la videoconferencia, y se generó una mejor experiencia no solo en teléfonos móviles, sino también en otros dispositivos GSM.

4G

También conocido como 4G LTE (evolución a largo plazo), esta tecnología ofrece una mejor calidad y velocidad de datos que la red 3G anterior. El objetivo del 4G era ofrecer velocidades de datos de al menos 100 Mbps, no obstante las variaciones en la implantación del 4G han llevado a una falta de cobertura en algunos lugares y, por eso, todavía se ven dispositivos 4G que recurren a las redes 3G y 2G para determinadas funciones. Esto es más habitual al realizar llamadas de voz. Fue después del despliegue inicial de la red 4G cuando se descubrió que el envío de voz mediante LTE conllevaba una mejor calidad, también denominada «llamadas HD» o «llamadas de alta definición». Este desarrollo se conoce como VoLTE (voz mediante LTE).

Como hemos comentado, existen varias opciones en lo referente a las redes de telecomunicaciones. Las redes 2G y 3G aún se utilizan ampliamente en dispositivos GSM y han demostrado ser una tecnología fiable. El sistema 4G mejora las velocidades de datos y la calidad de sonido, sin embargo, todavía es necesario ampliar su cobertura antes de que pueda incorporarse a todos los dispositivos.

Compartir artículo

Productos relacionados

Pongase en contacto con nosotros en relación a un proyecto

Contacto